La comprobacion en talleres granada de los Frenos de tu Coche

Los coches tienen frenos de disco o frenos de tambor. Algunos modelos tienen frenos de disco delanteros y frenos traseros de tambor, mientras que otros modelos tienen frenos de disco delanteros y traseros. La operación más frecuente es la sustitución de las pastillas de freno de disco. También los discos a veces necesitan reemplazo.

Otra operación es la sustitución de las zapatas de los frenos de tambor. La sustitución de las pastillas, discos y zapatas significa primero el desmontar las ruedas del vehículo.

talleres granada

La reparación de los frenos traseros de tambor significa abrir los tambores. Esto puede ser difícil, ya que con el desgaste de la fricción en las zapatas, puede causar una ranura que bloquea la apertura; en este caso los mecánicos a veces usan un martillo. Una vez que el tambor está abierto, los mecánicos eliminan el polvo del interior con un cepillo. El tambor puede requerir algunos ajustes menores en el torno o ser enviado para el ajuste a una empresa externa especializada. El circuito del sistema de frenos tiene aceite para el sistema hidráulico.

Con la moda del bricolage, parece que cualquier cosa la podemos solucionar en un instante, incluso una reparación de nuestro coche, sin entrar en grandes fregados. Lo que ocurre es, que somos grandes desconocedores de las cosas, aunque nos parezcan sencillas, así que zapatero a tus zapatos, deja la seguridad de tu coche en un buen taller como talleres granada, ganarás en todos los sentidos.

Con la exposición del polvo mezclado y polvo de amianto, durante la reparación y limpieza de los frenos de los vehículos, debemos tener cuidado,el polvo de la formación de los frenos y otros polvos nocivos debido al tráfico rodado (de partículas sólidas, etc.) puede extenderse. Si la limpieza se lleva a cabo con aire comprimido, la dispersión de polvo es mayor. En el momento de la apertura del tambor, especialmente cuando se usa un martillo, el polvo en suspensión puede caer en la mecánica y difundirse en el entorno laboral. El polvo en el interior del tambor está formado por el material de los frenos gastados (que contienen fibra de vidrio, celulosa, fibras de carbono, grafito, etc.), en cantidades considerables.

Antes de que la ley sobre el amianto entrara en vigor, la formación de los frenos también contenía fibras de amianto. Todavía puede haber amianto, durante la reparación y limpieza con aire comprimido de los frenos en los vehículos más antiguos, aunque después del mantenimiento ordinario, ahora han sido sustituidos los frenos de los vehículos más antiguos. Dado el peligro particular de fibras de amianto, se requiere atención para este factor de riesgo. El manejo del líquido para los circuitos de freno, ese sencillo líquido de frenos está clasificado como corrosivo.

En caso de propagación de polvo cuando se abra el tambor, los mecánicos pueden sufrir daño en los ojos. La exposición al polvo del material de frenos, puede causar daño al sistema respiratorio (neumoconiosis). La exposición a las fibras de amianto es un polvo que causa asbestosis. En caso de contacto accidental, durante el uso de herramientas de mano, los mecánicos pueden sufrir una lesión traumática en las manos. La exposición a vibraciones puede implicar el Síndrome de Raynaud. El contacto de la piel con el líquido de frenos, puede causar que la piel se irrite y en caso de contacto prolongado, cause un eczema.

A fin de reducir la exposición al polvo, se requiere la información y formación de los trabajadores, con el uso de PPD (máscara, guantes, gafas , monos), y evitar la limpieza con aire comprimido, utilizando un aspirador industrial en su lugar. Con el fin de evitar el contacto de la piel con el aceite del circuito de frenos, es necesario el uso de PPD (guantes, gafas, monos), y evitar esos trapos aceitosos en los bolsillos. Con el fin de reducir el riesgo de accidentes en las manos, durante el uso de herramientas de mano, se requiere la información y formación de los trabajadores, y el uso de guantes. Con el fin de reducir la exposición al ruido y las vibraciones, los cañones de atornillar por aire deben ser aisladores del sonido impermeabilizados y con bajas vibraciones.

Fuente: Neumaticos Cobravo

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*