Metodos de almacenamiento con estanterias industriales

estanterias industriales

La logística juega un papel fundamental en la economía de muchos negocios, en verdad que grandes empresas han crecido tanto gracias a sus sistemas logísticos como a sus métodos de almacenaje, sobre todo con las estanterias industriales metálicas.

La logística, se ha transformado en una ventaja a nivel competitivo para las empresas que operan a nivel offline y online. Un claro ejemplo, es que en los últimos tiempos la combinación de la logística con internet ha hecho posible la aparición de nuevas empresas, y el desarrollo de las que operaban.

El mercado actual logístico, ofrece diferentes opciones en lo que se refiere a almacenaje y transporte de mercaderías. Las empresas deben investigar aquellos sistemas logísticos que mejor se amolden a sus circunstancias y necesidades, en tanto que esto puede llegar a suponer un enorme ahorro en costos.

Se trata de buscar aquel procedimiento que más eficaz sea a tu modelo de negocio.

¿Qué se busca con un buen sistema de almacenaje?

Un sistema de almacenaje conveniente, deja que la empresa sea más eficaz en la administración de mercancías y con esto ganar en competitividad.
¿Qué les supone?

Una mayor cuota del mercado y ahorrarse cantidades de dinero y tiempo. Para las empresas, el propósito de tener un buen sistema de almacenaje, es conseguir una mayor eficacia en las operaciones logísticas que se van efectuando desde la recepción de las mercancías hasta la distribución física de esos productos en el almacén.

Clasificación de los sistemas de almacenaje

Hay variedad de métodos para clasificar los productos en el almacén, con lo que hay que examinarlos y seleccionar el que mejor se acople a las circunstancias de cada empresa. Por servirnos de un ejemplo, la colocación de las mercancías, peculiaridades de los productos y su rotación, influirán en la elección del procedimiento de almacenaje.

Actualmente, existen múltiples sistemas de almacenamiento, pero los más esenciales y utilizados son los siguientes:

* Convencional: Es uno de los métodos más empleados en el mundo de la logística. Su funcionamiento es fácil, consiste en guardar los productos combinando estanterías de paletización y estanterías de carga manual. Entre los beneficios de este sistema, hay que resaltar que es útil para todo tipo de mercancías con independencia de su peso y volumen, y que estas están siempre y en toda circunstancia alcanzables para los empleados.

* Dinámico: trabaja con la metodología FIFO (los productos van saliendo del almacén en función de su orden de entrada). De este modo, con el almacenaje activo de la estanteria industrial hay una rotación incesante, de forma cronológica, muy provechoso para las empresas que se dedican a comercializar con productos caducos.

* En bloque: En este sistema de almacenaje, la mercancía se dispone en el suelo, amontonada, en filas y con corredores, de ser posible, para facilitar el tránsito. Como ventaja resalta su bajo costo, en tanto que no es precisa la instalación de equipamiento, pero no deja aprovechar el máximo volumen de almacenamiento y limita tanto la manipulación de los productos como la estabilidad de las cargas.

Con independencia del sistema escogido para el almacén existen dos factores clave en todo el proceso logístico, que son la calidad y la resistencia de los materiales empleados. Por esta razón, es imprescindible la elección de estanterías metálicas de calidad, que dejen la optimización del espacio de almacenaje, reduciendo costos y facilitando la manipulación de la mercancía.