Negociar las mejores hipotecas para la compra de tu piso

mejores hipotecas

Los préstamos para adquirir una residencia repuntan. ¿Sabes de qué forma acordar las condiciones del crédito con el banco?

Tres, nada más y nada menos. Es este el número ideal de bancos a los que debería ir un aspirante a dueño de residencia, que desee negociar las mejores hipotecas para poderla adquirir. Tendrás uno malo, uno aceptable y uno bueno y, a menos que seas un especialista financiero que pueda cotejar 4 o bien 5 ofertas, estos van a ser suficientes para tomar la enorme decisión. Un reciente estudio elaborado por la agencia inmobiliaria Solvia desde datos del Ministerio de Promuevo, el Instituto Nacional de Estadística y sus análisis internos, señala que los alquileres conformaban el 22,3% de los hogares en dos mil quince, unos 5,7 puntos porcentuales más en comparación con el último censo de residencia, de dos mil once.

 A pesar de este incremento, los españoles acostumbran a decantarse por adquirir la casa en la que viven: en dos mil quince algo más del 77% de los hogares eran residencias en propiedad, solo 2,6 puntos porcentuales menos que en dos mil once, conforme el Instituto Nacional de Estadística.
¿De los doscientos ochenta y mil trescientos veintiocho españoles que contrataron una hipoteca el año pasado, cuántos supieron hacer una buena negociación con el banco? ¿Qué elementos hay que tener en consideración en el momento de negociar una hipoteca? Para comenzar, pide siempre y en todo momento todo por escrito, solicita documentos con las ofertas y estudia la letra pequeña ya antes de firmar.

De estos, desconfía
Los clientes del servicio que tengan aportación suficiente y estabilidad laboral, como ingresos estables, pueden recorrer las oficinas bancarias, si disponen de tiempo. Eso sí, desconfiaría de aquella entidad que solo mejora su precedente oferta si hay otra para comparar, el consumidor debería querer a aquel que le da lo mejor desde el comienzo o bien le afirma de qué forma poder lograr las mejores condiciones, sin esperar a tener una oferta de la competencia.

Un buen procedimiento, sería ir a la oficina bancaria de siempre, que es la que mejor conoce nuestro perfil. Entonces va a haber que contrastar la información que nos dé con la de otra entidad “o un intercesor financiero registrado en el Instituto Nacional de Consumo.

Busca en los comparadores ‘online’
Estas herramientas han venido para quedarse. Su utilidad es muy grande en el momento de ofrecer una mirada rápida de la enorme pluralidad de opciones que hay en el mercado, si bien las cantidades que muestran deben considerarse orientativas. Dan una primera línea de actuación con extrema rapidez. No hay que olvidarse de que puede haber letra pequeña o bien ofertas que el banco puede hacer en el último instante, o bien condiciones especiales. Es posible que, en el momento de sentarse delante de una mesa con un agente, este tenga algún inesperado margen de actuación, en alza o bien a la baja. Por eso existen empresas, que te ayudarán a elegir la mejor opción para tu hipoteca, así encontraras a Fercogestion en Barcelona.

Piensa en dos mil cuarenta y siete
Si bien a primera vista parezca un desacierto, se aconseja buscar la hipoteca aún ya antes que la residencia. Se evitarán de esta forma esperanzas excesivas y un endeudamiento superior a las posibilidades reales de la persona que contrae el préstamo. La hipoteca es uno de los compromisos financieros más esenciales que toma un ciudadano, por el hecho de que lo vincula a lo largo de muchos años a un contrato que tiene implicaciones, que a lo mejor el día de hoy son poco relevantes, pero que pueden conllevar inconvenientes de cara al futuro. Con un préstamo a treinta años, deberíamos fijarnos no en nuestra situación en dos mil dieciocho, sino más bien en 2047.