Algunos tipos de sofas

El tradicional

Este es el más sencillo de colocar, con dependencia si es para dos o más plazas. Lo encontramos en estilo clásico (diseños en curvas en los descansabrazos), o más moderno (líneas rectas). Posee la ventaja de que se puede mover con facilidad para cambiarlo del lugar en el que se encuentre y por su diseño, nunca pasará de moda.

Elegante y perfecto para salones grandes, por sus formas. Se puede componer de u 3+2 o de 2 sofás iguales. Suelen colocarse haciendo ángulo de 90º y en el hueco que provocan sus profundidades, se suele poner una mesita para una sobremesa de ambiente y alguna decoración. Es recomendable un buen juego de cojines que les dé estilo y los haga más llamativos. Los puedes encontrar en http://www.ameliadelhom.com/.

Sofá cama  sofa

Es muy útil y práctico, pues se adapta a distintos espacios. Su mayor ventaja es que vale como sofá o como cama. Lo podemos colocar en cualquier lado de la casa, sobre todo en la habitación de estudio o una zona amplia, en la que sea sencillo extenderlo. Al adquirirlo, revise bien que su estructura sea firme, su nivel de resistencia y su funcionalidad como butaca y como cama.

Chaise longue 

Su origen es francés y da referencia a un sillón largo. Es una clase de sofá, que posee una forma alargada y está pensado para ver televisión, habitaciones o estudios. No es muy recomendable para las zonas sociales como el salón, donde normalmente se atiende a las visitas.  Para decorarlo, puede incluir una manta doblada y un par de cojines.

Butacas

Aunque son individuales, este tipo de sillón se asemeja al sofá en que su diseño, buscando dar comodidad. Usualmente, es una pieza que vale para acompañar a los sofás y, como también tiene respaldo alto y descansabrazos, puede estar en un buen lugar para leer o tomar una siesta corta, algunas nos llegan con reposapies incorporados.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*